Pasajeros no quieren ceder sus asientos a una madre en problemas, así que el conductor detiene el autobús e interviene

Aunque hay momentos en la vida que están llenos de una inmensa alegría, viajar en transporte público no es una de ellas. Estoy segura de que todos podemos atestiguar el hecho de que meternos en autobús, un tren o un subterráneo abarrotado es algo que no le deseamos siquiera a nuestro peor enemigo. Pero imagina tener que hacerlo mientras tienes un niño pequeño en tus brazos, junto con bolsas y otras cosas. ¡No suena agradable, por decir lo menos!

Entonces, cuando esta madre sube a un autobús extremadamente ocupado una tarde con su pequeño infante, esperaba poder acceder a un asiento disponible para gozar de un bien merecido descanso. O como mucho uno de los pasajeros le ofrecería su asiento. Lamentablemente no tuvo otra opción que quedarse de pie. Entonces, calladamente ocupó su sitio, lista para ir desde el punto A al B de pie. El conductor del autobús, por el otro lado, tenía algo distinto en mente.

Apagó el motor del autobús y caminó hacia la mujer. Luego habló con los pasajeros y exclamó que esta madre y su pequeño merecían un asiento y que si alguien le ofrecía el suyo estaría muy agradecido. Con eso, varios pasajeros se levantaron y ofrecieron su asiento a la mujer. Muy agradecida ella se sentó y pudo relajarse.

¿No es este un evento extraordinario? ¡Me quito el sombrero ante este maravilloso conductor que se tomó el tiempo para ayudar a alguien en problemas!

Mira la filmación de la cámara de seguridad abajo, y si te encanta esta hermosa historia, no dejes de dar un “me gusta” y compártela con tus amigos y familia. Después de todo, este acto de bondad no cuesta nada.

Regálanos un Me Gusta!!

Si te gustan nuestras publicaciones, Dale Me Gusta…!