Pensó que su novia lo había plantado en el altar, pero cuando supo lo que pasó se suicidó

Una boda siempre es motivo de alegría y festejo, preparativos, tensión y nervios, además de que esto crea mucha ilusión en los novios, pues se celebra lo que se supone será el día más feliz de sus vidas. Lamentablemente las cosas no siempre salen como las planeamos. Recientemente una boda realizada en Brasil terminó siendo una verdadera tragedia.

La prensa brasileña ha difundido un accidente aéreo ocurrido hace unos meses en el estado de São Paulo, en el que perdieron la vida cuatro personas, entre ellas una novia que planeaba sorprender a su futuro esposo y a los invitados llegando a su boda en helicóptero.

El helicóptero se estrello contra el suelo, en dicha tragedia fallecieron la novia, su hermano, el piloto y la fotógrafa, una mujer embarazada de seis meses.

Distintos expertos en aviación aseguraron que el piloto cometió varios errores graves conduciendo la aeronave, al tener poca visibilidad ¡se desvió de su camino, luego intentó retomar la ruta correcta, empezó a perder velocidad y altura, finalmente se estrelló a 2 kilómetros de su destino.

El helicóptero salió de la ciudad de Osasco con destino a São Lorenzo da Serra, lugar en el que se iba a celebrar la unión.

Por desgracia nadie sabía que la novia llegaría en un helicóptero, ni siquiera el novio, se supone que era una sorpresa.

Rosemere do Nascimento Silva es el nombre de la novia, ella murió haciendo creer a su novio que lo había dejado plantado en el altar. El hombre estaba destrozado, pues imaginó que su chica lo había abandonado. Cuando los padres de la novia se enteraron de lo sucedido e informaron a todos los asistentes, el novio, al no soportar el dolor de haber perdido a su amada terminó quitándose la vida horas más tarde en la habitación de un hotel.

El novio se suicidó al no soportar la perdida de su amada.

A continuación te dejamos con el video del terrible accidente.

 

Regálanos un Me Gusta!!

Si te gustan nuestras publicaciones, Dale Me Gusta…!