Un niño se congela en la calle y nadie hace nada , pero la persona que lo ayudo…Me dejo sin palabras.

A veces es increible ver como podemos llegar a sentirnos completamentes solos , a pesar de ser tantos miles y millones de personas en las ciudades .Este revelador experimento social nos demuestra que la comprension y el verdadero amor al projimo puede venir de donde menos lo esperamos …

De verdad que me rompio el corazon ver como nadie se detenia a ayudar a un niño que necesitaba ayuda, en lugar de eso solo lanzaban miradas incomodas. Pero el final lo compensa todo . No hay duda de que aun queda gente buena en el mundo y muchas veces estan en donde menos lo esperamos .